Articles

Estrés como desencadenante de enfermedades autoinmunes

Posted by admin

La etiología de las enfermedades autoinmunes es multifactorial: los factores genéticos, ambientales, hormonales e inmunológicos se consideran importantes en su desarrollo. Sin embargo, la aparición de al menos el 50% de los trastornos autoinmunes se ha atribuido a «factores desencadenantes desconocidos». El estrés físico y psicológico ha estado implicado en el desarrollo de enfermedades autoinmunes, ya que numerosos estudios en animales y humanos demostraron el efecto de diversos factores estresantes en la función inmune. Además, muchos estudios retrospectivos encontraron que una alta proporción (hasta el 80%) de los pacientes reportaron estrés emocional poco común antes del inicio de la enfermedad. Desafortunadamente, el estrés no solo causa enfermedades, sino que la enfermedad en sí también causa estrés significativo en los pacientes, creando un círculo vicioso. Revisiones recientes discuten el posible papel del estrés psicológico, y de las principales hormonas relacionadas con el estrés, en la patogénesis de la enfermedad autoinmune. Se presume que las hormonas neuroendocrinas desencadenadas por el estrés conducen a la desregulación inmune, que en última instancia resulta en una enfermedad autoinmune, al alterar o amplificar la producción de citoquinas. Por lo tanto, el tratamiento de la enfermedad autoinmune debe incluir el manejo del estrés y la intervención conductual para prevenir el desequilibrio inmunitario relacionado con el estrés. Se deben discutir diferentes reacciones de estrés con pacientes autoinmunes, y los cuestionarios obligatorios sobre los factores desencadenantes deben incluir estrés psicológico, además de infección, trauma y otros desencadenantes comunes.

Related Post

Leave A Comment